14 oct. 2010

Como una ola


Esta manta era demasiado pequeña para dos, y ahora es demasiado grande para mí sola. Mi gato me muerde los pies sin parar, mientras yo intento ver una película de amor.
Debo de haberme vuelto loca… Seguro que si me vieras tal y como estoy ahora, te reirías de mí, y me abrazarías, pasando tus cálidas manos por mi pelo, y, seguramente me dirías que sigo siendo una niña grande, tu niña grande en concreto.
Y esque, de esta caja de pañuelos sólo me quedan tres… Tendrías que ver la alfombra de mocos que tengo a mis pies, que mi gato no deja de morder.
Me gusta ver nuestras fotos, las de los viajes, las del día en que nací, las de antes, las de siempre. Y esque tienes tanto estilo… No he visto a nadie lucir una barriga como tú.
Te quiero, aunque nunca lo hayas oído de mi boca, aunque siempre haya sido reacia a darte un abrazo. Pese a todo, TE QUIERO, para mí eres fundamental.
Esta manta es demasiado grande para mí, me gustaría poder coger el teléfono y llamarte, y que cogieras el primer vuelo desde Laponia y vinieses aquí, conmigo, a terminar de ver este drama y a sofocar el mío propio, y que me ayudases con este desorden y me aconsejaras sobre el amor. Y que habláramos de nuestros viajes y nuestro tiempo, porque mi amor por ti durará más que esta vida puta aunque esté lejos de ti.
A veces pienso que soy como un boomerang, me alejo pero acabo volviendo a ti.

10 comentarios:

  1. Qué bueno lo que has escrito, es muy bonito, siempre se nos quedan grandes las cosas cuando estamos solos, echamos en falta a la otra persona.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Y ahora Anni B Sweet, no sigas sorprendiéndome con tus gustos, porque a veces incluso llegan a eclipsar tus palabras.
    ¿No te pasa a veces, que una persona te está contando algo verdaderamente interesante, pero tú nada más puedes fijarte en el libro que lleva de la mano, o en la canción que suena en su coche, y desvías completamente el tema de conversación?
    Pues eso me pasa a mi contigo, así que por favor, deja de elegir tan bien. Menos mal que pones la canción al final, y solo empieza a sonar en mi cabeza al terminar de leer. Por eso te salvas esta vez, y he podido disfrutar de los sentimientos que se guardan hacia una madre.
    Te leo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Oh que bonito..
    Yo que la tengo cada día a mi lado no se apenas apreciar lo que tengo, pero estoy seguro de que si un día se fuese lejos la echaría muchísimo en falta. Estamos tan ciegos, no sabemos darnos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos, es entonces cuando lo aprendemos a valorar como se merecía en un principio.

    Besos muy grandes, mi futura periodista,me ha gustado mucho tu entrada.

    ResponderEliminar
  4. Excelente como siempre... Me agrado mucho esta sensibilidad de tus letras..



    Que tengas un fin de semana excelente..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  5. tramuntana14/10/10

    cuánta dulzura. y entrañas...

    ResponderEliminar
  6. Oye, muy sentido,emotivo,tierno....las imágenes, la melancolia, la soledada pesar delgato mordiendo los pies....el amor impregnando el texto...gracias, fins ara, tot bé,espero que tu també...

    ResponderEliminar
  7. Seguro que volverá (y sino otra persona) para que esa manta no sea demasiado grande para ti.

    Un besooo :)

    ResponderEliminar
  8. els tres punts volien dir que m'he quedat sense paraules ;)

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito!!!!!!!! :)

    ResponderEliminar
  10. Se reíria de tí y te abrazaría, pero no está. Así que no vuelvas, aunque te duela,
    habrá un momento que ya no tendrás la posibilidad de recuperarte a tí misma
    :)

    ResponderEliminar