2 dic. 2010

SOY UN TRAVESTI, CUBANO

No he conseguido resetearme el corazón, aunque creo que si no lo he hecho es porque,en el fondo, me gusta recordarte.
Me gusta pensar en ti, y sonreír mientras las mejillas son asaltadas por enormes gotas de mar.
Y lo he intentado, he intentado buscar unos brazos que me consiguieran amar, pero, no lo he conseguido, y mira que me he colgado de cualquiera...
Me gusta pensar en ti, y sonreír al recordarte, y llorar por no tenerte, y sentirme vacía, y buscar esa sensación de efervescencia en el estómago que me produjiste tú, desde el momento en que nos cruzamos y me miraste, y te miré, y me tropecé y me sonreíste.
He intentado colgarme de los demás, pero ningún hombre me hace sentir esa ilusión que tuve contigo. 



7 comentarios:

  1. Bonita historia, perfectamente escrita. "Me gusta pensar en ti, y sonreír al recordarte, y llorar por no tenerte". Me encanta esa parte.

    ResponderEliminar
  2. el siempre sera tu heroe pase lo que pase, no es facil olvidar a esa persona

    ResponderEliminar
  3. los fantasmas van muy bien para escribir... ojo!

    qué miedo me da eso de resetear el corazon. yo también soy de las que se agarran a los recovecos...

    ResponderEliminar
  4. siempre decimos que intentamos olvidar, pero es todo lo contario.

    ResponderEliminar
  5. leyéndote me vuelven a la memoria unos días de mi pasado...pasión para crear...una puerta abierta a la maravilla y a la tristeza más absoluta...abrígate el corazón, corazón, un abrazo. Me encantó la imagen!

    ResponderEliminar
  6. No te va ser prenda de percha ni perdible sonrisa; debe ser especial saberse un travesti cubano y no necesitar ocultar esa condición; además los recuerdos pasean como nada/nadie por las callejas de La Habana.

    Beso.

    ResponderEliminar
  7. Sin palabras, hermoso.

    ResponderEliminar