9 mar. 2011

A CHUPARLA

Anoche me acosté con la imagen de tu rostro en mi mente, y he despertando casi que hechándote de menos, y eso que nunca has llegado a quedarte.
Anoche me fui a dormir, esperando a ver tu nombre entre mis amigos conectados, pero qué va.
Esta mañana salté de la cama, esperando ver tu nombre entre mis amigos conectados, ojalá.
Y de qué me sirve, me tiraste una cuerda y no me dejas demasiado bien cogerme.
Sinceramente, no es mi sueño ponérsela dura a un hombre que no me hace soñar.

4 comentarios:

  1. Te echábamos mucho de menos por aquí...
    Espero leerte más a menudo.
    Una sonrisa muy grande para tí,pequeña.

    ResponderEliminar
  2. qué jefa! joder, putos tios...

    ResponderEliminar
  3. Esa historia que has escrito también es mía. Por desgracia.

    ResponderEliminar
  4. También mia ehhh hahahahha :P

    ResponderEliminar