29 sept. 2010

Dream to dream

   Érase una vez un sueño, pero no un sueño cualquiera. Este sueño, dentro de la ciencia del sueño, es solamente un sueño, nada más y nada menos que un simple sueño, incoherente, inexacto, abstracto, tóxico, extraño, mundano, caótico y a veces tan extraño que llega a ser hermoso. Un sueño de una siesta del verano, uno de esos sueños en los que sin siquiera pensarlo, te conviertes en lo que no esperas, te transformas, te disfrazas, vuelas, corres, odias,AMAS.
    Pero no es más que un sueño, aunque pongas tu vida en dar un beso, en atrapar una estrella, en tocar el cielo, en juntar corazones, en pintar, en volar, en sentarte en la luna...Cuando abras los ojos, sólo será un sueño.

1 comentario:

  1. Los sueños de las siestas de verano son los mejores.
    Te sigo, un saludo!

    ResponderEliminar